¿Quieres instalar un toldo? Estas son nuestras recomendaciones

Ya se acercan los días de sol, brisa fresca y desayunos al aire libre. Una vez más llega el verano y nuestra terraza o jardín todavía no está lista. Tal vez debamos sacar las sillas de exterior y la pequeña mesa que guardamos. Sin embargo, todavía nos hace falta algo que nos proteja del fuerte sol de mediodía o de las típicas lloviznas de primavera.

Pues bien, lo que necesitas es una lona o toldo. Esto es un artículo para nuestro hogar, diseñado para cubrirnos del clima. De esta forma, la terraza de la casa ya no pasará desapercibida. Todo lo contrario, harás lo posible por disfrutarla durante el mayor tiempo posible. Y si vives en un lugar sin estaciones, ¡todavía mejor! porque no querrás salir de allí.

El propósito de los toldos es brindar protección. No solamente contra los rayos UV o la lluvia. También están diseñados para protegernos del polvo o el viento, siempre y cuando estén elaborados con el material indicado para ello. Sin embargo, antes de colocar uno en nuestra casa es mejor tener en cuenta algunos aspectos. Una instalación incorrecta puede dañar la pared o fachada sin contar la pérdida de dinero. Al final, esto solo nos desanimará hasta hacernos desistir de la idea.

¿Qué debo saber si quiero instalar un toldo?

Si estás considerando la idea, debes saber que un toldo vela es adecuado para espacios exteriores o con vistas al exterior. Por lo general, las terrazas interiores no tienen la misma amplitud así que no están realmente expuestas al aire libre. Instalar una lona allí no vale la pena, en el peor de los casos puede reducir la luz que recibes y la vista que tienes desde ese lugar.

– Debes estar seguro: estos son artículos del hogar que requieren instalación. Es decir, se harán huecos en la pared o fachada para incorporar el toldo. Por supuesto, la apariencia exterior cambiará y esto puede traer serios disgustos o arrepentimiento. En caso de que habites en un complejo residencial o edificio, debes asegurarte que las normas lo permiten. Si lo haces y está prohibido, deberás retirarlo y te meterás en problemas legales.

Intenta que sea a la medida: como los espacios se han reducido, los fabricantes ahora hacen toldos según el lugar de instalación. De esta manera, la lona no ocupará totalmente el área de la terraza (si no quieres) o no se saldrá de allí, afeando el lugar. Algo que puedes considerar es mandar a hacer un toldo retráctil a medida, para que puedas esconderlo cuando desees recibir el sol o en la temporada invernal (si no le encuentras algún propósito).

Averigua los materiales de elaboración: con las ventajas de la tecnología y la variedad de telas, los encargados de hacer lonas ahora trabajan con una combinación de ambos. Las telas más utilizadas son el algodón y el poliéster, ambas se mejoran con técnicas especiales o se combinan con otros materiales para que tengan una larga duración, no pierdan el color y resistan el mayor tiempo a la intemperie.