Calles habilitadas para personas discapacitadas

Al interior de las casas las personas con parálisis y padecimientos similares han logrado independizarse con tablas de transferencias para discapacitados. Ahora ir a la cama o levantarse es una opción personal que no crea dependencia ni de familiares ni de enfermeros. La independencia que les produce y el sentido de control mejora increíblemente su forma de vida diaria.

¿Pero qué pasa cuando estas personas salen a la calle? El concepto de barreras arquitectónicas se maneja hace mucho rato en la comunidad de bloguers, pero el cambio es lento. La llamadas barreras como su nombre lo indica se refieren a impedimentos para las personas discapacitadas que transitan nuestras calles.

En ese sentido resulta contradictorio pues las calles habilitadas para estas personas, es lo más fácil de transformar. Más que esperar a la ciudad ideal que proyectó Leonardo da Vinci, la creación de rampas en las aceras es una solución al alcance de la mano.

También lo es pensar la proyección de calles futuras habilitadas para discapacitados. La inclusión no es una tarea solo para los activistas, sino también para arquitectos, proyectistas y demás personas relacionadas en la construcción y modificaciones de las ciudades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *